Instituto de Desarrollo Regional

Noticias

Así lo afirmó el embajador Carlos Argañaraz en el Foro Mundial de Comercio para pequeñas y medianas empresas. En cantidad, aumentaron 20 por ciento.

A pesar de la crisis global, las pequeñas y medianas empresas argentinas lograron tener una buena performance este año, opinó el embajador Carlos Argañaraz, de la dirección de Promoción de Exportaciones de la Cancillería, quien destacó que el año pasado las once mil Pyme locales exportaron por un valor de u$s4500 millones

Según el funcionario, en los últimos cinco años las ventas al exterior del sector se dispararon un 70% en volumen mientras que, al evaluar la evolución en cantidades, la suba se ubicó en torno al 20 por ciento.

En el marco del Foro Mundial de Comercio para Pyme, organizado por la Federación Mundial de Centros de Comercio (WTPF) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Argañaraz admitió que, para internacionalizarse, las Pyme deben invertir "tiempo, paciencia y dinero" y aseguró que la tecnología electrónica, en este caso brindada por el programa de la WTPF "ayuda a acercar los socios comerciales".

En tanto, Eduardo Arzani, ministro de Comercio Exterior de la provincia de Chubut, opinó que la fuerza de las empresas estará en su "competitividad" y recordó que la provincia exporta 150 productos a 109 países.

Por su parte, Mario Cimoli, director de la división de Producción de la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (Cepal), pronosticó que en la próxima década los precios de los commodities serán altos y aseguró que el problema estructural de América Latina es su baja productividad.

Resaltó que no hay "no caer en el hechizo de las commodities" y que los países con estructura tecnológica compleja responden bien a la crisis y que las industrias cruciales pasan por la metalmecánica, la biotecnología y la nanotecnología.

Cabe recordar que la WTPF es una red comercial que facilita las transacciones de las empresas y provee información comercial en línea a través de 110 oficinas físicas en 75 países de América, Asia, Africa, Europa y Países Árabes, informó el Gobierno en un comunicado oficial.

 

Martes, 24 Noviembre 2009 11:05

Obras fundamentales para Puerto Nuevo

En febrero de 2010 estaría listo el dragado interno y dentro de un año los accesos ferroviarios.

La Administración General de Puertos (AGP) actualizó su Plan de Desarrollo 2030. "Tratamos de dar respuesta así a las demandas de las cargas y las dimensiones de los buques con esloras que ya superan los 300 metros", aseguró Rodolfo Ghiglione, gerente de Ingeniería y Operaciones del organismo, tras agregar que para "fines de diciembre de 2010 estarían completados los acceso ferroviarios al puerto".

El puerto de Buenos Aires tiene una superficie operativa actual de 75 hectáreas donde se operaron 1.187.000 TEU en 2008 (muy cerca del límite máximo) y se trabaja con una proyección de 88 hectáreas en 2015 para mover 1.450.000, y de 140 hectáreas para 2030 (2,8 millones de TEU).

Mientras aguarda la circunvalación de la autopista Buenos Aires La plata con la Illia, las prioridades definidas por la AGP están en el dragado de apertura y en su mantenimiento, y en la ampliación del espejo de agua, el ancho del canal y el ensanche de las bocas de acceso.

"El incremento de las áreas operativas se hará con rellenos a las dársenas y con terrenos ganados al río fuera de los límites portuarios", indicó el funcionario.

 

Ferrocarril

En febrero pasado se licitó el plan de obras de acceso de los ferrocarriles al puerto, por un total de 34,3 millones de pesos. "Hoy entra sólo el 5% de carga por ferrocarril. Estarían listas para diciembre de 2010".

Otra obra fundamental es el dragado y mantenimiento del canal de acceso al puerto de Buenos Aires. "Dragamos el años pasado y logramos una mejora en la profundidad y en el ancho de solera de 34 pies y 100 metros, respectivamente, para seguir en línea con el canal troncal", recordó Ghiglione.

En febrero de 2010 debería estar listo el dragado interno del puerto que implica llevar de 300 a 500 metros el diámetro en la zona de giro, el ensanche de 100 a 250 metros del canal de pasaje a las dársenas, y a 180 en la parte más angosta. El presupuesto asignado para estas tareas fue de 60 millones de pesos. Para principios de 2010 también se licitará la demolición de parte de la escollera.

Asimismo, en el tercer espigón, explotado hoy por Terminales Río de la Plata (TRP) se demolerá una punta y se construirá una parte igual del otro lado. La idea es permitir en la dársena B buques de más de 340 metros de eslora y que en la dársena C puedan amarrar dos buques de 300 metros de eslora.

"En el futuro tenemos contemplado cerrar esa dársena para recuperar superficie operativa. Se reducen frentes de atraque, pero consideramos que los que hay alcanzan, y lo que falta son superficie para contenedores", añadió.

Se volvió a hablar una vez más de la terminal 6 -"está por licitarse y pueden participar las concesionarias actuales; con dos millones de TEU proyectados no vamos a dar abasto con la infraestructura actual", indicó- que se tendrá lugar sobre un relleno de 50 hectáreas y que contará con un muelle de 700 metros de largo para recibir buques de 40 pies.

Por último, una actividad que no se vio tan afectada por la crisis como la del movimiento de cruceros (en esta temporada llegarán 143 buques con 150.000 pasajeros) tendrá su propia terminal en el antepuerto, detrás de Dársena Norte.

Respecto de la extensión de las concesiones de las actuales empresas que están por vencerse, señaló: "Está en manos de la Uniren (Unidad de Renegociación y Análisis de los Contratos de Servicios Públicos)".

Página 70 de 70

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes