Jueves, 30 Diciembre 2010 12:05

La industria naval pide más colaboración del Estado

RECONOCEN LOS AVANCES PERO RECLAMAN POR PROMESAS DE LARGA DATA

A través de Cancillería, se buscan acuerdos con países limítrofes. Expectativa por los proyectos con Brasil. El potencial de las embarcaciones livianas, tema de agenda.

La flecha en el gráfico de desarrollo de la industria naval apunta hacia arriba. Todavía son varias, y algunas profundas, las asignaturas pendientes. En general, el sector reconoce algunas conquistas en el sector, pero reclama una mayor participación del Estado nacional.

En la búsqueda de nuevas puertas hacia una mayor apertura de la actividad, desde la FINA se realizaron durante este año frecuentes contactos con Cancillería y representantes de países limítrofes para incrementar las posibilidades de complementación y la apertura de nuevos mercados.

Tal como informó Transport & & Cargo, desde el sector privado hubo reuniones con los embajadores Alfredo Chiaradía, ex secretario de Relaciones Comercio y Relaciones Económicas Internacionales; Luis María Kreckler, actual secretario; Juan Pablo Lohlé, embajador de Argentina en Brasil; Enio Cordeiro, embajador de Brasil en Argentina entre otros funcionarios.

La renovación indefinida del acuerdo bilateral entre la FINA y Sinaval, de Brasil fue una noticia que renovó esperanzas por la magnitud del país limítrofe. De esta manera, se alcanzó una nueva etapa de la complementariedad e integración de ambas las industrias.

A su vez, los funcionarios del Ministerio de Desenvolvimiento de Brasil que suscribieron el acuerdo presentaron el plan “Integración de la Cadena de Construcción Naval Brasil-Argentina”. El proyecto está a disposición de los representantes de la Federación Fina y de astilleros nacionales.

Por su parte, dijo el titular de la FINA, Pablo Noël en un encuentro con periodistas por el Día de la Industria Naval, dijo: “Vemos con alegría que la industria naval se encuentra como uno de los factores de desarrollo bilateral. En Brasil, se está estudiando muy fuertemente la posibilidad de que los productos argentinos sean considerados nacionales para aplicar los armadores y astilleros brasileños a las mejores condiciones del fondo de la marina mercante”.

Al respecto, el ejecutivo afirmó que la Argentina fue invitada a sumarse al Catálogo de navalparistas brasileños. “Pensando que en los próximos años Brasil tiene un programa de inversión de u$s 200.000 millones en la industria off shore, hace que nosotros tengamos que trabajar muy fuertemente”, aseguró.

En la columna del haber, figura la botadura del segundo petrolero doble casco construido en el país, elevando los estándares medioambientales dentro las reglamentaciones internacionales. Así también se botó la primera embarcación de pasajeros y carga construida en el país, habilitada para navegación marítima internacional, enmarcada en los Convenios Solas y Marpol, de la OMI.

Durante 2010, la FINA participó en ferias internacionales con el envío de delegaciones a Navalia 2010 (Vigo, España), Navalshore 2010 (Rio de Janeiro, Brasil) y Exponaval 2010 (Chile, Valparaíso) para mostrar y colocar la oferta argentina en el mundo.

Desde la entidad sostuvieron una agenda con diferentes personalidades con el objetivo de seguir expresando la situación del rubro y dar a conocer sus propuestas ante las disímiles problemáticas. Los directivos de la FINA mantuvieron reuniones con Débora Giorgi, ministra de la Industria; Juan Pablo Schiavi, secretario de Transporte de la Nación; Enrique Deibe; secretario de Empleo; Ricardo Luján, subsecretario de Puertos y Vías Navegables; Oscar Vecslir, interventor de la Administración General de Puertos SE; representantes del BICE; Martín Ferré Ministro de Producción de la Provincia de Buenos Aires y Luis Abot, subsecretario bonaerense de Actividades Portuarias, entre otros funcionarios.

Toma de conciencia

“Consideramos que los instrumentos de crédito pre y post financiación son fundamentales, teniendo en cuenta que la industria naval es quien fabrica los bienes de capital de mayor tamaño, mayor peso y valor que se construyen en el país”, dijo Nöel.

En ese sentido, señaló: “Entendemos que deben generarse herramientas específicas para la actividad, que entre otras necesidades, puedan superar las dificultades que presenta la Ley de Actividades Financieras respecto de la relación técnica entre activos y montos prestables. Así también la revitalización del instituto de la hipoteca naval, herramienta que si bien es idónea para la etapa de la construcción no cumple su rol en la necesidad de préstamos de largo plazo a los armadores”.

El empresario llamó a tomar conciencia respecto del corrimiento de la matriz de transporte en el país.

El ejecutivo aseguró que no bajará los brazos en sus pedidos por la construcción de barcos de pesca. La meta es que se de prioridad a los barcos de construcción nacional en la asignación de permisos y cupos pesqueros.

El foro de los livianos

“La industria naval liviana por su elevado número de relaciones interindustriales, la presencia de pymes y su alta incorporación de mano de obra especializada, la convierten en una actividad con alto valor agregado”, dijo Martín Ferré, ministro de la Producción de la Provincia de Buenos Aires, cuando se inauguró el Segundo Foro Nacional de la Cámara Argentina de Constructores de Embarcaciones Livianas (Cacel), uno de los encuentros esperados del año.

Patrocinadores

Patrocinadores 2022


Auspiciantes

Auspiciantes