Instituto de Desarrollo Regional

Martes, 02 Marzo 2010 12:05

Régimen de Control de Buques

(FNM) El memorando de entendimiento (MoU) de París sobre el régimen de control de buques por el estado Rector del Puerto recibe el apoyo de la Unión Europea.

Se le advirtió a la industria que los barcos viejos y aquellos con un perfil de alto riesgo enfrentarán drásticas medidas de control en el seno de la Unión Europea a partir del próximo año.

Cualquier barco de pasajeros, petrolero, de transporte de gas o de químicos que supere los 12 años podrá enfrentar una inspección expandida bajo el nuevo régimen de control por el estado rector del Puerto instaurado por el Memorando de Entendimiento de París.
A partir del 1º de enero se les requerirá a los operadores de este tipo de embarcaciones que notifiquen a las autoridades nacionales el arribo con por lo menos 72 horas de antelación.

Se cambiará la valoración del perfil de riesgo para tener en cuenta no sólo el estado de  pabellón sino también la organización reconocida a la que responde el buque así como la inspección anterior a la que fue sometido. Se tomará como operador a la compañía mencionada en el certificado internacional de Manejo de la Seguridad.

Las pautas del MoU de París entrarán en vigencia en toda la región que llega tan lejos como Rusia y Canadá, pero surtirán mayores efectos en la UE ya que sus provisiones son exigibles a través de la ley.

« El operador, agente o capitán de un barco que es objeto de una inspección expandida deberá notificar su arribo al puerto o fondeadero al menos 72 horas antes o bien antes de partir del puerto o fondeadero precedente si se supone que el viaje pueda llevar menos de 72 horas”, exige el informe a la industria elaborado por la Autoridad de la Seguridad Marítima Europea (EMSA).

El régimen de inspección expandida normalmente involucra a dos funcionarios de control del estado rector del puerto y puede durar al menos “una gran parte del día”, confirmó el secretario general del MoU de París, Richard Schifferli.

El nuevo régimen fue diseñado para recompensar a los operadores calificados con inspecciones menos frecuentes y a su vez para restringir a los buques que presenten mayores riesgos, comentó Schifferli.

El período de notificación de pre-arribo común para los buques que no sean objeto de inspecciones expandidas es de al menos 24 horas. Las notificaciones deben incluir: identificación del barco; duración planificada de la escala; configuración de casco y condiciones de los tanques de lastre (aplica para petroleros); operaciones planificadas en el puerto (como por ejemplo descarga); inspecciones y trabajos de reparación o mantenimiento previstos; y fecha de la última inspección expandida en la región donde rige el MoU de París.

Las fallas en la notificación “pueden causar que el buque sea escogido para ser inspeccionado”, dijo Emsa. “Las multas por no reportar pueden imponerse a través de las autoridades nacionales como resultado de la infracción a las provisiones nacionales”.

Emsa y el MoU de París van a lanzar una campaña de concientización con el fin de familiarizar a los operadores y propietarios con los nuevos requerimientos. Las reglas sobre prohibiciones también se han cambiado. Dado que los procedimientos locales para reportar pueden variar, se les advierte a los operadores que contacten a las autoridades de manera tal que puedan implementarlos en el “debido tiempo”.

Por Justin Stares

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes