Instituto de Desarrollo Regional

Miércoles, 03 Marzo 2010 10:52

Formosa: Gildo Insfrán le respondió a sus críticos

"LAS OBRAS NO SE COMEN, PERO NOS DAN DE COMER”

El gobernador Gildo Insfrán fue contundente ayer en replicar a la oposición que critica el direccionamiento de los fondos públicos a infraestructura y no a otras áreas.



“Escucho, evalúo y ajusto, si cabe, la acción, según indican las circunstancias y, por qué no, también las críticas; en especial rescato las nuevas, que ante la contundencia de las realizaciones, sólo atinan a decir: “los ladrillos, el pavimento, los canales… no se comen”. A ello respondo: “Si, es verdad, no se comen… pero nos dan de comer”, enfatizó el mandatario.

Fue durante su discurso ante la Asamblea Legislativa, tras la apertura de un nuevo período ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados. El gobernador leyó su mensaje, desde el estrado de la presidencia, flanqueado por el vicegobernador, Floro Bogado, y el titular alterno de la Legislatura, Armando Felipe Cabrera.

En varias oportunidades, de los 51 minutos que le demandó la lectura de su discurso, Insfrán fue aplaudido por la bancada oficialista e invitados presentes, en su mayoría funcionarios provinciales.

Caída del capitalismo

En el primer tramo de su mensaje, el titular del PEP se dedicó a reafirmar los valores que impulsan las acciones de gobierno y también a advertir que hoy a las puertas del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, “la antinomia ha sido siempre patria a colonia”.

Dijo que en ese contexto los formoseños “sabemos cuál es el lugar en el que debemos estar” dado que “desde hace tiempo que hemos tomado partido en esta discusión, y siguiendo el trazo del país esbozado por los primeros patriotas, marchamos decididos detrás de un modelo de provincia, centrado en el hombre, auténticamente federal, profundamente argentino, profundamente formoseño”.
Alejados del humanismo

Seguidamente, el gobernador se dedicó a recordar que en años anteriores ya había preanunciado la crisis en que desembocaría el capitalismo salvaje practicado por las naciones centrales, alejadas de la política humanista.

Explicó que los avatares de la política internacional requieren de un permanente monitoreo por cuanto el escenario externo repercute en el país y en la provincia.
El contexto internacional, agregó, que se advierte iniciando el 2010 muestra el resultado de los cimbronazos de la peor crisis económica del capitalismo global de los últimos 80 años, y la dificultad para encontrar las soluciones en un marco de concepciones ideológicas y políticas alejadas del hombre.

“Precisamente, ya en 2007, decíamos que la naturaleza especulativa del capitalismo, que desdeña el trabajo genuino y la producción, habría de explotar en el mismo corazón del sistema financiero mundial”, recordó.
Habló luego del alto desempleo y de la crisis social que generó la crisis financiera internacional del año pasado.

Fracaso

“Hemos señalado en más de una oportunidad que la crisis financiera y sus secuelas en el mundo dejaban al descubierto no sólo el fracaso de las políticas económicas implementadas en los principales países desarrollados, sino fundamentalmente el fracaso de las teorías y visiones que la sustentaron”, dijo. Y agregó: “el sistema capitalista, por sí solo, no equilibra las fuerzas económicas y sociales, ni siquiera del mercado, menos aún de la sociedad en su conjunto.

Debemos dejar, de una vez y para siempre, en la historia del pensamiento económico aquella visión de “la mano invisible del mercado que asigna eficientemente los bienes y la riqueza de una sociedad” para avanzar hacia teorías y visiones realistas que expresen de mejor manera la realidad circundante. No podemos dejar de tener en cuenta que el fracaso de dichas políticas se paga con hambre, miseria y exclusión de hombres y mujeres del mundo entero”.

“Jaqueado por su propia lógica, el capitalismo se halla amenazado de muerte por la segregación incontrolada de sus propios venenos”, sostuvo Insfrán y apuntó luego que “esta actitud autodestructiva, que alguna vez describí apelando a la imagen mitológica de la serpiente que se devora a sí misma, es exhibida en el invento de las hipotecas basura que hicieron crujir la economía de Estados Unidos y el mundo, derogando las escandalosas bases del llamado “Consenso de Washington”.

Calificó luego de inadmisible que la maximización de las ganancias sea el objetivo de una Nación, ni el mero lucro el motor del desarrollo de una sociedad o el individualismo el valor supremo de una civilización.

Insfrán dijo que ahora el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los capitalistas a ultranza, se preocupan por la conservación y creación de puestos de trabajo, políticas que los gobiernos nacional y provincial ya vienen aplicando desde hace tiempo.

Defendió la concepción de Estado para “humanizar la economía substituyendo la búsqueda egoísta del beneficio individual por la justa y adecuada satisfacción de las necesidades colectivas que es, lo que constituye la justicia económica y la justicia y el equilibrio sociales: la armoniosa coordinación social de todas las actividades productivas para obtener la distribución más justa y llegar a la abundancia para todos”.

También resaltó que “el hombre es el principio y fin de toda comunidad organizada, por lo que no puede haber realización histórica que avasalle la libertad de su espíritu. No hay organización posible si el hombre es aniquilado por un aparato externo a su propia existencia”.

Mercosur

En cuanto a la integración regional, Insfrán valoró que los países vecinos de América Latina “no se quedan de brazos cruzados; en foros regionales se establecen alianzas integradoras, habilitando debates en torno al valor de las instituciones democráticas, la política comercial, los perfiles productivos, la defensa del ambiente, la inserción en el mundo, la profundización del Mercosur y el desarrollo de sus mercados internos, entre otros temas”.

“Estos debates fundamentales no aparecen ni en la prensa nacional ni en el discurso de la dirigencia política, empresaria o cultural. Seguimos entrampados en la discusión de posturas del siglo pasado, o peor aún, propias del siglo XIX, como si hubiéramos perdido la capacidad de pensar la Nación”, lamentó.

La carta de navegación de la provincia

En su mensaje a la Asamblea Legislativa, el gobernador Gildo Insfrán ratificó los lineamientos centrales de las políticas de su gobierno, que tiene como “carta de navegación del Modelo Formoseño”. Y luego hizo un repaso de las acciones y obras que se realizan en las distintas áreas bajo la responsabilidad del Estado. Dentro de ese contexto, dedicó párrafos para llamar la atención respecto a que el agua dulce se va convirtiendo en un bien muy escaso en el mundo.

Y mientras tanto, Formosa se ve beneficiada con ese recurso, que permite la perspectiva relevante de un plan de acción de manejo hídrico que se viene encarando. Este programa abarca tanto el suministro para el consumo humano como para el desarrollo de las actividades productivas e industriales, afirmó. Incluso, la resolución de los problemas de inundaciones e inundaciones.

Año del agua

Tras llamar a tomar conciencia sobre la necesidad de proteger los diversos ecosistemas y la interrelación de los recursos hídricos con otros elementos del ambiente, y la necesidad del equilibrio entre el desarrollo y la protección ambiental, destacó: “no en vano hemos decidido que nuestro lema para el año del Bicentenario sea el Agua”.

“Rapiñeros políticos y efectistas mediáticos”

El gobernador Gildo Insfrán criticó a políticos de la oposición que “en su afán por alcanzar sus mezquinos y egoístas intereses” muestran “un desapego notable por las repercusiones de lo que dicen o hacen, dañando con absoluta irresponsabilidad la estructura institucional del Estado y la sociedad toda”.

“En los tiempos que corren –dijo el Gobernador- los enemigos del pueblo, con mucho menos talento y huérfanos de ideas, ejerciendo posturas extremas, practican la rapiña política y el efectismo mediático como única forma de hacer política.

Basta alguna iniciativa, sea cual fuere su naturaleza para que salgan al cruce para oponerse rabiosamente, despreciando la discusión de ideas, que edifica la política y la democracia”.

Afirmó, luego, que dicha dirigencia política “bajo el estrépito de denuncias, que magnifican problemas menores o de forma, pretenden convertir en “proyecto nacional” reivindicaciones corporativas y sectoriales”.

Dijo que los cambios estructurales que se producen hoy en la Argentina “no le pasa desapercibido a los sectores con intereses específicos y que no se corresponde con los de la mayoría, por eso su virulencia. Su contumaz empeño en el sabotaje; su claudicación en la misión de poner alternativas superadoras. Su falta de patriotismo”.

“Apelando a cualquier tipo de argumentaciones de izquierda o de derechas se realizan ataques desembozados al sistema republicano y federal de gobernó que socava las bases mismas de la democracia. Las decisiones de la mayoría es “dictadura del número”, cuando no son mayoría; y cuando lo son, se convierten en “decisiones democráticas”: los cuerpos colegiados son meras “escribanías” cuando se trata de apoyar políticas de Estado”, enfatizó.

“Gobernar exige una alerta permanente y agilidad para dar respuestas a los desafíos que nos plantean las infinitas aristas de la cambiante realidad, en forma flexible y contemporánea.

Esto puesto así parece fácil, pero sostener las premisas definidas en el punto de partida, como fundamento e impulso de nuestra acción, implica encarar situaciones mucho más complejas. Mientras tanto, vamos cerrando etapas, ya estamos encarando otras nuevas, para consolidar lo realizado y ponerlo al servicio de la arquitectura mayor que, desde la periferia, proyecta a la nación y al continente, la nueva Formosa, soberna en sus decisiones y justa en sus proyecciones sociales”, subrayó el Gobernador.

Autopista digital, petróleo, ferrocarril y navegación

Al enumerar las acciones de gobierno, el Gobernador dio cifras respecto a las inversiones en materia de salud pública y educación, señalando que éste último punto es el nuevo nombre de la justicia social. Luego ratificó los anuncios de llevar adelante una autopista digital que a través de fibras ópticas, vinculará a toda la provincia transmitiendo datos, información, imágenes y televisión en tiempo real.

Será la escuela la que deberá formar a los alumnos para su uso, pero también para que las dominen en el sentido amplio, pues es el ser humano quien debe dirigir a la máquina y no ella a la persona, apuntó.

Además, se refirió a los convenios firmados para la búsqueda de nuevos yacimientos de petróleo en la provincia; el dragado de la hidrovía para la utilización del transporte fluvial; el anuncio de la reactivación de los 700 kilómetros del Ferrocarril Belgrano.

También aludió a la instalación de una planta generadora de energía nuclear en Formosa, como energía alternativa.

El ejercicio económico dio superávit


INGRESOS TOTALES: 3.782.454.399,31
Ingresos corrientes: 3.466.483.682,12
Ingresos de capital: 315.970.717,19

MENOS

EROGACIONES TOTALES: 3.757.808.006,77
Erogaciones corrientes: 2.964.706.744,70
Erogaciones de capital: 793.101.262,07
RESULTADO FINANCIERO: 24.646392,54



02 de marzo de 2010 (El Comercial)

Fue contundente en replicar a la oposición que critica el direccionamiento de los fondos públicos a infraestructura y no a otras áreas.

“Escucho, evalúo y ajusto, si cabe, la acción, según indican las circunstancias y, por qué no, también las críticas; en especial rescato las nuevas, que ante la contundencia de las realizaciones, sólo atinan a decir: “los ladrillos, el pavimento, los canales… no se comen”. A ello respondo: “Si, es verdad, no se comen… pero nos dan de comer”, enfatizó el mandatario.

Fue durante su discurso ante la Asamblea Legislativa, tras la apertura de un nuevo período ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados. El gobernador leyó su mensaje, desde el estrado de la presidencia, flanqueado por el vicegobernador, Floro Bogado, y el titular alterno de la Legislatura, Armando Felipe Cabrera.

En varias oportunidades, de los 51 minutos que le demandó la lectura de su discurso, Insfrán fue aplaudido por la bancada oficialista e invitados presentes, en su mayoría funcionarios provinciales.

Caída del capitalismo

En el primer tramo de su mensaje, el titular del PEP se dedicó a reafirmar los valores que impulsan las acciones de gobierno y también a advertir que hoy a las puertas del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, “la antinomia ha sido siempre patria a colonia”.

Dijo que en ese contexto los formoseños “sabemos cuál es el lugar en el que debemos estar” dado que “desde hace tiempo que hemos tomado partido en esta discusión, y siguiendo el trazo del país esbozado por los primeros patriotas, marchamos decididos detrás de un modelo de provincia, centrado en el hombre, auténticamente federal, profundamente argentino, profundamente formoseño”.
Alejados del humanismo

Seguidamente, el gobernador se dedicó a recordar que en años anteriores ya había preanunciado la crisis en que desembocaría el capitalismo salvaje practicado por las naciones centrales, alejadas de la política humanista.

Explicó que los avatares de la política internacional requieren de un permanente monitoreo por cuanto el escenario externo repercute en el país y en la provincia.
El contexto internacional, agregó, que se advierte iniciando el 2010 muestra el resultado de los cimbronazos de la peor crisis económica del capitalismo global de los últimos 80 años, y la dificultad para encontrar las soluciones en un marco de concepciones ideológicas y políticas alejadas del hombre.

“Precisamente, ya en 2007, decíamos que la naturaleza especulativa del capitalismo, que desdeña el trabajo genuino y la producción, habría de explotar en el mismo corazón del sistema financiero mundial”, recordó.
Habló luego del alto desempleo y de la crisis social que generó la crisis financiera internacional del año pasado.

Fracaso

“Hemos señalado en más de una oportunidad que la crisis financiera y sus secuelas en el mundo dejaban al descubierto no sólo el fracaso de las políticas económicas implementadas en los principales países desarrollados, sino fundamentalmente el fracaso de las teorías y visiones que la sustentaron”, dijo. Y agregó: “el sistema capitalista, por sí solo, no equilibra las fuerzas económicas y sociales, ni siquiera del mercado, menos aún de la sociedad en su conjunto.

Debemos dejar, de una vez y para siempre, en la historia del pensamiento económico aquella visión de “la mano invisible del mercado que asigna eficientemente los bienes y la riqueza de una sociedad” para avanzar hacia teorías y visiones realistas que expresen de mejor manera la realidad circundante. No podemos dejar de tener en cuenta que el fracaso de dichas políticas se paga con hambre, miseria y exclusión de hombres y mujeres del mundo entero”.

“Jaqueado por su propia lógica, el capitalismo se halla amenazado de muerte por la segregación incontrolada de sus propios venenos”, sostuvo Insfrán y apuntó luego que “esta actitud autodestructiva, que alguna vez describí apelando a la imagen mitológica de la serpiente que se devora a sí misma, es exhibida en el invento de las hipotecas basura que hicieron crujir la economía de Estados Unidos y el mundo, derogando las escandalosas bases del llamado “Consenso de Washington”.

Calificó luego de inadmisible que la maximización de las ganancias sea el objetivo de una Nación, ni el mero lucro el motor del desarrollo de una sociedad o el individualismo el valor supremo de una civilización.

Insfrán dijo que ahora el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los capitalistas a ultranza, se preocupan por la conservación y creación de puestos de trabajo, políticas que los gobiernos nacional y provincial ya vienen aplicando desde hace tiempo.

Defendió la concepción de Estado para “humanizar la economía substituyendo la búsqueda egoísta del beneficio individual por la justa y adecuada satisfacción de las necesidades colectivas que es, lo que constituye la justicia económica y la justicia y el equilibrio sociales: la armoniosa coordinación social de todas las actividades productivas para obtener la distribución más justa y llegar a la abundancia para todos”.

También resaltó que “el hombre es el principio y fin de toda comunidad organizada, por lo que no puede haber realización histórica que avasalle la libertad de su espíritu. No hay organización posible si el hombre es aniquilado por un aparato externo a su propia existencia”.

Mercosur

En cuanto a la integración regional, Insfrán valoró que los países vecinos de América Latina “no se quedan de brazos cruzados; en foros regionales se establecen alianzas integradoras, habilitando debates en torno al valor de las instituciones democráticas, la política comercial, los perfiles productivos, la defensa del ambiente, la inserción en el mundo, la profundización del Mercosur y el desarrollo de sus mercados internos, entre otros temas”.

“Estos debates fundamentales no aparecen ni en la prensa nacional ni en el discurso de la dirigencia política, empresaria o cultural. Seguimos entrampados en la discusión de posturas del siglo pasado, o peor aún, propias del siglo XIX, como si hubiéramos perdido la capacidad de pensar la Nación”, lamentó.

La carta de navegación de la provincia

En su mensaje a la Asamblea Legislativa, el gobernador Gildo Insfrán ratificó los lineamientos centrales de las políticas de su gobierno, que tiene como “carta de navegación del Modelo Formoseño”. Y luego hizo un repaso de las acciones y obras que se realizan en las distintas áreas bajo la responsabilidad del Estado. Dentro de ese contexto, dedicó párrafos para llamar la atención respecto a que el agua dulce se va convirtiendo en un bien muy escaso en el mundo.

Y mientras tanto, Formosa se ve beneficiada con ese recurso, que permite la perspectiva relevante de un plan de acción de manejo hídrico que se viene encarando. Este programa abarca tanto el suministro para el consumo humano como para el desarrollo de las actividades productivas e industriales, afirmó. Incluso, la resolución de los problemas de inundaciones e inundaciones.

Año del agua

Tras llamar a tomar conciencia sobre la necesidad de proteger los diversos ecosistemas y la interrelación de los recursos hídricos con otros elementos del ambiente, y la necesidad del equilibrio entre el desarrollo y la protección ambiental, destacó: “no en vano hemos decidido que nuestro lema para el año del Bicentenario sea el Agua”.

“Rapiñeros políticos y efectistas mediáticos”

El gobernador Gildo Insfrán criticó a políticos de la oposición que “en su afán por alcanzar sus mezquinos y egoístas intereses” muestran “un desapego notable por las repercusiones de lo que dicen o hacen, dañando con absoluta irresponsabilidad la estructura institucional del Estado y la sociedad toda”.

“En los tiempos que corren –dijo el Gobernador- los enemigos del pueblo, con mucho menos talento y huérfanos de ideas, ejerciendo posturas extremas, practican la rapiña política y el efectismo mediático como única forma de hacer política.

Basta alguna iniciativa, sea cual fuere su naturaleza para que salgan al cruce para oponerse rabiosamente, despreciando la discusión de ideas, que edifica la política y la democracia”.

Afirmó, luego, que dicha dirigencia política “bajo el estrépito de denuncias, que magnifican problemas menores o de forma, pretenden convertir en “proyecto nacional” reivindicaciones corporativas y sectoriales”.

Dijo que los cambios estructurales que se producen hoy en la Argentina “no le pasa desapercibido a los sectores con intereses específicos y que no se corresponde con los de la mayoría, por eso su virulencia. Su contumaz empeño en el sabotaje; su claudicación en la misión de poner alternativas superadoras. Su falta de patriotismo”.

“Apelando a cualquier tipo de argumentaciones de izquierda o de derechas se realizan ataques desembozados al sistema republicano y federal de gobernó que socava las bases mismas de la democracia. Las decisiones de la mayoría es “dictadura del número”, cuando no son mayoría; y cuando lo son, se convierten en “decisiones democráticas”: los cuerpos colegiados son meras “escribanías” cuando se trata de apoyar políticas de Estado”, enfatizó.

“Gobernar exige una alerta permanente y agilidad para dar respuestas a los desafíos que nos plantean las infinitas aristas de la cambiante realidad, en forma flexible y contemporánea.

Esto puesto así parece fácil, pero sostener las premisas definidas en el punto de partida, como fundamento e impulso de nuestra acción, implica encarar situaciones mucho más complejas. Mientras tanto, vamos cerrando etapas, ya estamos encarando otras nuevas, para consolidar lo realizado y ponerlo al servicio de la arquitectura mayor que, desde la periferia, proyecta a la nación y al continente, la nueva Formosa, soberna en sus decisiones y justa en sus proyecciones sociales”, subrayó el Gobernador.

Autopista digital, petróleo, ferrocarril y navegación

Al enumerar las acciones de gobierno, el Gobernador dio cifras respecto a las inversiones en materia de salud pública y educación, señalando que éste último punto es el nuevo nombre de la justicia social. Luego ratificó los anuncios de llevar adelante una autopista digital que a través de fibras ópticas, vinculará a toda la provincia transmitiendo datos, información, imágenes y televisión en tiempo real.

Será la escuela la que deberá formar a los alumnos para su uso, pero también para que las dominen en el sentido amplio, pues es el ser humano quien debe dirigir a la máquina y no ella a la persona, apuntó.

Además, se refirió a los convenios firmados para la búsqueda de nuevos yacimientos de petróleo en la provincia; el dragado de la hidrovía para la utilización del transporte fluvial; el anuncio de la reactivación de los 700 kilómetros del Ferrocarril Belgrano.

También aludió a la instalación de una planta generadora de energía nuclear en Formosa, como energía alternativa.
02 de marzo de 2010 (El Comercial)

Lo más leído

Patrocinadores

Auspiciantes